Tag Archives: calidad de vida

Mindfulness: una herramienta para vivir plenamente

silhouette-2512805_1920Sentir que el tiempo no es suficiente para cumplir con las tareas diarias o que no alcanzamos a responder a todas las demandas externas es una realidad que nos está llevando a un estado de vulnerabilidad, aumentando el riesgo de desarrollar diferentes enfermedades debido a los altos índices de estrés que se detonan.

Vivimos en una época en la que hacer significa “aprovechar el tiempo”, y si no estamos ocupados nos angustiamos. ¿Cómo estamos enfrentando esa angustia? Paradójicamente, haciendo más cosas y dejando la pausa, el descanso y el desarrollo del ser en último lugar.

No estamos atentos. Nos movemos entre la urgencia de hacer cosas, la nostalgia por el pasado y el temor frente al futuro, mientras perdemos interés en vivir bien nuestro presente. Esto impacta negativamente nuestro bienestar, principalmente en dos vías: 1) emocional, porque sin darnos cuenta se nos escapan oportunidades para crear momentos que llenan nuestra vida de sentido; y 2) corporal, porque esa falta de atención incrementa nuestra percepción del estrés, elevando el nivel de cortisol (hormona que se libera como respuesta al estrés) e impidiendo el funcionamiento adecuado de los sistemas del cuerpo humano. Se ven afectados, entre otros, los procesos de digestión y reproducción, la calidad del sueño y la función inmunológica, dejándonos en permanente riesgo de desarrollar enfermedades prevenible

Mindfulness, o conciencia plena, se refiere a la capacidad de dirigir la atención de manera continua hacia todo aquello que sucede en el momento presente, con la claridad de que todos los fenómenos son transitorios y conservando una actitud amable y libre de juicios frente a la experiencia.

Se ha demostrado que la práctica constante de mindfulness nos permite relacionarnos de una manera ecuánime con los estímulos ambientales, promoviendo estados de calma y disminuyendo la percepción del estrés.

Para crear una vida mindful debemos empezar con la intención de prestar atención para convertirnos en guías de nuestra propia mente. Poco a poco creamos un espacio mental alejado del pasado y el futuro, desde el cual podemos dirigir nuestra atención hacia el momento presente para observar nuestra experiencia y recibirla sin juicios, procurando no reaccionar ante ella ni intentar modificarla.

Un buen ejercicio para poner en práctica es comer con conciencia plena: desviamos la atención de los estímulos externos y la enfocamos en la experiencia de la alimentación, desde la elección de los alimentos hasta la primera sensación de saciedad. Utilizamos todos los sentidos para explorar ese momento: sabor, color y temperatura de los alimentos, ¿cómo es su recorrido desde el plato hasta el estómago? ¿qué sensaciones aparecen en la boca y en el resto del cuerpo? Identificando también los pensamientos automáticos que intentan describir la experiencia, para dejarlos ir sin que capturen nuestra atención.

Así vamos aprendiendo a responsabilizarnos de nuestro bienestar, siendo parte activa de lo que nos sucede, disfrutando lo bueno que nos pasa y cooperando amablemente con la experiencia inevitable.

*Para facilitar la incorporación de la conciencia mindful a la vida diaria es recomendable iniciar la práctica con el acompañamiento de un profesional.

Autora: Alicia Uribe Jaramillo, Psicóloga

Centro Médico Las Américas

Correo electrónico: cad@lasamericas.com.co

Teléfono: 345-82-02

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (1 voto emitidos)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votos)
Share Button

Medicina del deporte y su servicio diferenciador

Equipo medicina proactivaNuestro servicio de medicina del deporte, aparte de ver las lesiones adquiridas en la práctica deportiva, y en general en la actividad física, desde el punto de vista de la prevención y el tratamiento de las enfermedades y lesiones, tiene una experiencia de 11 años en el manejo del paciente con enfermedades crónicas no transmisibles; que por sus patologías debe cambiar su estilo de vida, adicional es un paciente que lleva muchos años en quietud por lo cual ha perdido su fuerza y su masa muscular y es nuestra fortaleza recuperarla, para así mejorar dolores crónicos por sedentarismo, mejorar calidad de vida y locomoción.

Pacientes con enfermedad crónica

Dentro de este tipo de pacientes se encuentran:

Paciente diabético tipo 1 y 2

Se maneja dentro de su tratamiento un programa de actividad física guiada y dirigida, con el fin de mejorar su salud y calidad de vida, en este tipo de pacientes se mejoran parámetros y a la vez se cuidan sus pies para evitar lesiones graves con el ejercicio.

Paciente hipertenso

Se beneficia de los programas de actividad física, mejorando sus cifras tensionales y evitando el aumento del número de medicaciones tomadas.

Paciente con obesidad

Jugamos un papel fundamental en el acompañamiento de este paciente, para cambiar, con tiempo sus estilos de vida y así generar resultados permanentes y no transitorios en un manejo integral, desde las diferentes especialidades del programa de metabolismo de Clínica Las Américas.

Pacientes con osteopenia

Otro de los pacientes importantes a manejar por medicina del deporte de Clínica Las Américas es el paciente con osteopenia, osteoporosis, al cual se le debe iniciar un programa adecuado para mejorar el músculo y así impactar en el hueso, evitando malos ejercicios que puedan llevar a lesiones o caídas con consecuencias nefastas para el paciente.

Autor: Dr. Jorge Palacio Uribe, Medicina del deporte Clínica Las Américas

Contacto:

Centro Médico Las Américas
Calle 36D Sur N. 27A-175 – Loma del Escobero – Envigado – CC City Plaza
Correo electrónico: cad@lasamericas.com.co
Teléfono: 345-82-02

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votos emitidos)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votos)
Share Button

Cuidados para el adulto mayor

Cuidado del adulto mayor Clínica del SurCada día son más frecuentes los casos de adultos mayores cuyos familiares directos no residen en la ciudad o en el país, tienen su propia familia o labores cotidianas que les impiden estar en el día a día con esos abuelos, padres, tíos que han dedicado toda su vida a cuidarlos y que ya al entrar en una edad avanzada requieren de cuidados más especiales, acompañamiento permanente, no quieren ser ingresados a un centro especializado en el adulto mayor, llamados despectivamente “ancianatos” y entonces llega el dilema: ¿quién los va a cuidar?

Los adultos mayores, por limitaciones propias de su edad, son menos autónomos para realizar sus actividades básicas como bañarse, vestirse, alimentarse, tomar los medicamentos recomendados por el especialista en la dosis y horas establecidas, no salen solos a la calle y mucho menos realizan actividades al aire libre como caminar, salir a un parque, asistir a citas médicas o reuniones sociales. Su condición de tener “muchos años” los lleva cada vez a estar más encerrados en sus hogares, compartir menos con familiares y amigos, entrar en estados de depresión por la falta de realizar actividades ocupacionales o recreativas que les permita mantener su mente y cuerpo activos.

Este mantener activo al adulto mayor es lo que denominan los expertos la Reserva Cognitiva, que se entiende como el mantenimiento de las capacidades y habilidades identificadas “que no tienen por qué  dejarse apagar” por el hecho de encontrarse en una edad avanzada; en este sentido se resalta la importancia de promover espacios de lectura, canto, manualidades y demás actividades lúdico-recreativas, que de manera autónoma o asistida por parte del cuidador, logran mantener “encendida” la motivación por querer vivir un día más,  demostrando a sí mismo, que los años no son sinónimo de postración, autodescuido ni olvido de sus conocimientos aprendidos.

Por todo lo anterior, es por lo que un adulto mayor requiere de personal calificado para su cuidado, dado que puede tener limitaciones cognitivas o físicas. El acompañamiento y asistencia que se le brindan deben ser personalizados, con calidez, paciencia, profesionalismo y alta vocación de servicio pero sobre todo con el entrenamiento y la formación que le permitan contar con la mejor atención ante cualquier eventualidad de salud.

En conclusión, el cuidado debe favorecer entretenimiento, diversión, socialización, actividades productivas, comodidad física, movilidad y atención en salud, lo cual ayudará a disminuir dependencia, aburrimiento, inmovilidad y pérdida de autorespeto. 

Autor: Las Américas Clínica del Sur

Consulte más sobre el programa de Cuidado del adulto mayor y tarifas en el teléfono (574) 331 0600

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (1 voto emitidos)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votos)
Share Button