Tag Archives: coronavirus

Laboratorio Médico Las Américas autorizado para realizar pruebas de Covid-19

Captura de pantalla 2020-04-21 14.01.56¿Me puedo realizar una prueba de #Coronavirus en el Laboratorio Médico Las Américas?

Sí, actualmente el Laboratorio Médico Las Américas está acreditado por la seccional de salud de Antioquia para realizar estas pruebas y reportarlas a los entes reguladores. El test que realizamos cumple con todas las condiciones exigidas y se procesa en la sección de biología molecular con equipos y personal especializado.

¿Puedo libremente acceder a la prueba sin que me la ordene un médico?

Ya que estamos en estado de emergencia y existe una pandemia que está en curso, la orden médica es importante para determinar la indicación del examen y realizar un uso adecuado de las pruebas y un diagnóstico que permita mantener el control de la infección en la población.

¿Qué diferencia hay entre #Coronavirus y el Covid-19? 

Los coronavirus son una familia amplia de virus que circulan en el mundo desde hace varios años. El Covid-19 es un tipo de coronavirus y se diferencia de los demás en que tiene variaciones genéticas. Este nuevo coronavirus migró de animales a humanos y ya que su composición cambió  no contamos con inmunidad o «defensas» contra el mismo, por lo que al aparecer  en China en el mes de enero de este año se ha extendido y ha originando la pandemia actual

¿Qué es una prueba de aspirado nasofaríngeo?

La muestra de aspirado nasofaríngeo es un proceso especial para obtener una muestra del contenido presente en la nariz, la faringe y las vías respiratorias, para eso se utiliza una técnica especial que personal entrenado realiza con una sonda y otros elementos con el fin de obtener una cantidad adecuada de la secreción o los fluidos de las vías respiratorias y a partir de ellos detectar la presencia del virus.

Solicite su prueba a domicilio en la línea:

4449092 ext 1123

Horario de lunes a viernes de 7:00 a.m. a 5:00 p.m.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votos emitidos)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votos)
Share Button

Nutrición y Sistema Inmune

Fernando PereiraPor: Fernando José Pereira Paternina, M.D.
(Cirujano e Intensivista, Coordinador de Soporte Nutricional de Clínica Las Américas, Medellín)

A propósito de la actual pandemia por Coronavirus (COVID-19) es importante concretar algunos aspectos relevantes objeto de especulación y donde la terapia nutricional no ha sido ajena a esta situación:

  • A la fecha no hay ninguna terapia especifica farmacológica o nutricional avalada o aprobada que evite o cure la infección especifica por este virus.
  • No existe ningún suplemento nutricional o vitamínico (incluida la vitamina C o ácido ascórbico) que induzca mágicamente la resolución o alivio de los síntomas asociados a estos padecimientos.
  • No hay tratamiento homeopático (relacionado como medicina alternativa) avalado o aprobado para su manejo.
  • Es claro que alteraciones del estado nutricional (desnutrición y obesidad) nos predisponen a afecciones en nuestra salud y existe relación de estas con enfermedades cardiovascualeres, digestivas e infecciosas, entre las más importantes.
  • Prioritario es que comprendamos lo imperativo de modificar estilo de vida, estrés, consumo de tabaco o alcohol, mantenimiento de peso saludable para proporcionar un correcto funcionamiento del sistema inmune.
  • Importante mantener un estilo de vida saludable, donde la práctica regular de actividad física acorde a nuestras demandas y con asesoría de personal calificado, nos garantice una apropiada masa y fuerza muscular.
  • El sistema inmune requiere de un nivel adecuado de nutrientes, por la necesidad de sintetizar nuevas moléculas durante el desarrollo de una respuesta de protección o defensa (ejemplo, aminoácidos necesarios para la síntesis de proteínas de fase aguda, o de respuesta ante una lesión, injuria o infección) y para utilización en fenómenos de reparación presentes cuando se ataca y elimina a un agresor (ejemplo un patógeno invasor: bacteria, virus o parásito)
  • Debemos conocer que existe gran número de nutrientes con función inmunorreguladora que pueden optimizar nuestra respuesta inmune en presencia de injuria, lesión o infección, pero así posean estas funciones no podemos exagerar en su empleo o consumo, no existe ninguna evidencia de que su aumentada ingesta mejore nuestra respuesta corporal, incluso hay evidencia desfavorable en el aumento de su consumo.                                    Los Nutrientes más importantes son:
    • Ácidos Grasos – Omega 3: tiene múltiples funciones antiinflamatorias como reducir síntesis sustancias proinflamatorios, reducir interacciones adhesivas entre leucocitos y plaquetas, inhibir expresión genetica inflamatoria y disminuir estados oxidativos, oxidación durante una injuria, son tres tipos diferentes de grasas que son ALA (ácido alfalinolénico), EPA (ácido eicosapentaenóico) y DHA (ácido docosahexaenóico); siendo estos dos últimos muy fáciles de encontrar en pescados azules (anchoa, atún, salmón, trucha, bonito, caballa entre otros) y mariscos. Otras fuentes también importantes son el aguacate, las nueces, las verduras de hojas verdes. El cuerpo no los produce de forma natural.
    • Arginina: aminoácido no esencial que se convierte en esencial durante estados de estrés y enfermedades críticas, substrato para células inmunitarias especialmente para la función linfocitaria, precursor de óxido nítrico e hidroxiprolina que cumplen una función importante en la reparación del tejido conectivo o de sostenimiento (ejemplo: reparación muscular). Lo encontramos en: pescados y mariscos (principalmente en sardinas, calamares, camarones), frutos secos como almendras y avellanas.
    • Glutamina: aminoácido no esencial, pero que en situaciones de enfermedades agudas se convierten en fuente primordial energética para macrófagos, linfocitos, y enterocitos. Participa en la señalización celular, mejora
la expresión de proteínas de estrés, previene la muerte celular y disminuye la inflamación. La suplementación de glutamina es esencial en estados catabólicos (ejemplo: infección, trauma, quemaduras graves) ya que las reservas de glutamina descienden rápidamente. Sus fuentes frutos secos, espinacas, perejil, huevos, lácteos (yogurth y quesos frescos) y la carnes (cerdo, pollo, pavo o salmón). 
    • Vitamina A: necesaria para formar anticuerpos, intervienen en el mantenimiento de la piel, ojos, sistema digestivo y genitourinario. La encontramos primordialmente en la zanahoria, albaricoque, espinaca, calabaza, pimentón, perejil y huevos.
    • Vitamina D: regula la función inmunitaria por su papel en la producción de proteínas antibacterianas. Se encuentra mayoritariamente en los pescados azules, los huevos, las setas y los lácteos enteros.
    • Vitamina E: función antioxidante y además su función específica es incrementar la actividad de los linfocitos T, protegiendo las membranas celulares. La encontramos en los aceites como el de girasol, cacahuetes, maíz, frutos secos y germen de trigo.
    • Vitamina C: además de ser antioxidante, regula la respuesta inmunitaria y estimula las funciones de los leucocitos. Disponible en perejil, pimientos, coles de Bruselas, kiwi, papaya, fresas, naranja, mandarina o limón.      
    • Cobre: es un mineral implicado en la respuesta inmune innata, pero resulta complejo calcular la concentración orgánica de este mineral y la relación dosis-inmunidad. Los alimentos más ricos en cobre son las legumbres, los cereales integrales, el cacao, las nueces, las pasas, las ciruelas pasas, el sésamo, los pistachos.
    • Selenio: funciones antioxidantes y contribuye a la función inmunitaria, pero en exceso puede tener un efecto pro-inflamatorio, por lo que en caso de suplementación se debe modular correctamente la dosificación. El selenio lo encontramos de forma natural en las nueces de Brasil, los cereales integrales, mariscos y pescados.
    • Hierro: participa en la producción de linfocitos T y forma parte de enzimas antioxidantes, genera especies reactivas de oxígeno que participan en la oxidación. Por ello, también es esencial ajustar la cantidad utilizada en suplementos. Los alimentos más ricos en hierro son los moluscos como almejas y mejillones, carnes y vegetales como la soja y otras legumbres, frutos secos, su forma química en vegetales es menos biodisponible.
    • Zinc: función inmunomoduladora, en infecciones respiratorias y para la recuperación del sistema inmune en casos de desnutrición. Lo encontramos en piñones, ajonjoli, pipas de girasol, germen de trigo, queso, carnes, legumbres.

Fundamental en estos momentos tener responsabilidad por llevar una vida saludable, que garantice el mejor funcionamiento posible de nuestro sistema inmune con una ingesta frecuente de por lo menos 3 a 5 porciones día y mínimo 5 veces por semana de las anteriores fuentes de nutrientes, evitar el sedentarismo con una práctica regular de ejercicio (puede ser en nuestras casas) acorde a nuestra capacidad (yoga, caminatas, trote, sedentarismo, natación, ciclismo, rutinas de entrenamiento aeróbico  y/o pesas) mínimo 3 veces por semana e ideal 5 veces a la semana. Evitar el consumo de alimentos procesados, fritos y azúcares, no promover una sobreingesta innecesaria de fuentes nutricionales solo por ser beneficiosas y consultar en caso de inquietudes o dudas a personal capacitado: médico y nutricionistas para el manejo y entendimiento de estos conceptos.

Fuentes: 

  • Charles Bermúdez, Álvaro Sanabria, Juan Ayala, Andrés Becerra, Mauricio Chona, Liceloth Colpas, Ana Henao, Iván Katime, Lina López, Luis Marroquín, Ricardo Merchán, Martha Muñoz, Ángela Navas, Justo Olaya, Angélica Pérez, Fernando Pereira, Milena Puentes,
Mario Rodríguez, Luisa Torres, Arturo Vergara. Inmunonutrición perioperatoria. Consenso de la Asociación Colombiana de Nutrición Clínica Perioperative Immunonutrition.
The Consensus of the Colombian Clinical Nutrition Association. Revista de Nutrición Clínica y Metabolismo. 2019;2(1): 12 de marzo de 2019 Publicado en línea, marzo 23 de 2019. 
  • Practice Paper of the Academy of Nutrition and Dietetics: Nutrition Intervention and Human Immunodeficiency Virus Infection. J Acad Nutr Diet. 2018;118:486-498. https://doi.org/10.1016/j.jand.2017.12.007
  • Alwarawrah YKiernan KMacIver NJ. Changes in Nutritional Status Impact Immune Cell Metabolism and Function. Front Immunol. 2018 May 16;9:1055. doi: 10.3389/fimmu.2018.01055. eCollection 2018.
  • Madeline Houschyaret al. Burns: modified metabolism and the nuances of nutrition therapy. Journal of Wound Care Vol. 29, No. 3Published Online:11 Mar 2020. https://doi.org/10.12968/jowc.2020.29.3.184
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votos emitidos)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votos)
Share Button